La actuación notarial en la instrumentación de actos que comprenden derechos de las personas en situación de vulnerabilidad.

La actuación notarial en la instrumentación de actos que comprenden derechos de las personas en situación de vulnerabilidad.

 

 

UNIÓN NACIONAL DE JURISTAS DE CUBA 

 

COLECCIÓN JURÍDICA N° 72 Edición Electrónica. DOCTRINA

Autoras:
Dra.C. Aliani Díaz López, Profesora de Derecho Notarial, Universidad de Pinar del Río
MsC Ana María Pereda Mirabal, Profesora Universidad de Pinar del Río. Notaria adscrita a la Dirección Provincial de Justicia en Pinar del Río

Apuntes introductorios: el notario y los nuevos paradigmas
La visión social sobre la discapacidad con el devenir del tiempo se ha ido transformando; de forma gradual se han abandonado viejos cánones y concepciones acerca de la discapacidad, que la concebían como un producto de actos pecaminosos, un problema médico u anomalías; hoy en día la sociedad ve en la discapacidad una, de las tantas manifestaciones que puede presentar la diversidad humana.

El tema de la discapacidad debe y ha sido afrontado en la actualidad a la luz de los derechos humanos, pues es un imperativo que los derechos que se reconocen a los seres humanos se hagan extensivos a todos por igual, sin importar que se trate de personas con discapacidad.

La historia da testimonio del tratamiento que a través de los tiempos recibieron las personas en situación de vulnerabilidad. En general han sido segregadas socialmente y en el campo jurídico se les ha vedado el goce pleno de sus derechos. No obstante, a nivel internacional desde principios del siglo XX se advierte una tendencia a acordar principios universales en la protección de los derechos de las personas para asegurar su ejercicio igualitario.
El reclamo de juristas, sociólogos, psicólogos y estudiosos del tema en general, se enfoca en pos de garantizar y asegurar que las personas discapacitadas puedan ejercer los derechos que son inherentes a cualquier ser humano, en aras de que se alcance más que la igualdad formal la material, es decir de lo que se trata es de que los seres humanos puedan ejercitar por sí, siempre que sea posible los derechos que jurídicamente regulan los ordenamientos jurídicos, máxime cuando se trata de personas que se encuentran en situaciones de fragilidad, lo cual le garantiza el status de sujetos de derecho.

Los ordenamientos jurídicos y los aplicadores del Derecho han reconocido que los niños, lo ancianos y las personas discapacitadas, son sujetos de derecho y que por ende se hace indispensable reconocer la participación que estos tienen en aquellas cuestiones que les conciernen, la necesidad de respetar su voluntad y garantizarles el ejercicio de sus derechos. Es al Estado, como ente de poder público político, a quien corresponde erigirse como garante de los derechos de estas personas a través de sus instituciones y políticas públicas; el notario como funcionario público y fedante, tiene la responsabilidad jurídica y moral de garantizar de forma eficaz los derechos de todos.

Desde la función notarial debemos advertir y comprender los grandes cambios que se han operado en el mundo jurídico, especialmente en relación a la capacidad de las personas para el ejercicio de sus derechos. Se habla de una nueva mirada jurídica que, reconociendo las diferencias entre los seres humanos, rescata y otorga relevancia a la voluntad de aquellos anteriormente ignorados por el Derecho, como los menores de edad y las personas con discapacidad.

En la realidad jurídica nacional e internacional corresponde al notario asesorar, interpretar y adoptar en cada supuesto las estrategias que dentro del marco legal correspondiente garanticen el respeto a la voluntad y derecho de estas personas que se encuentran en esta situación de vulnerabilidad, entiéndase aquéllas, que por su edad, enfermedad, discapacidad o diferentes circunstancias de la vida, requieren una protección legal complementaria para ejercer sus derechos en igualdad de condiciones que las demás personas.

La realidades de las personas con discapacidad como se ha venido explicando no es ajena para los notarios, quienes en cada una de las situaciones que se les presentan a diario deben poseer la pericia y sensibilidad necesarias para instrumentar los actos que se les requiera, máxime cuando el solicitante es una persona discapacitada.

El presente trabajo pretende sistematizar la labor notarial en relación a las personas con discapacidad, partiendo de criterios inclusivos que faciliten al sujeto el ejercicio de la autonomía de su voluntad de acuerdo a la real aptitud de discernimiento que este tenga para el acto concreto a otorgar.

 

DESCARGAR EL ARCHIVO ADJUNTO PARA LEER EL TRABAJO COMPLETO


Documentos

DESCARGAR AQUÍ