Reporte del Seminario Prestigiemos la profesión del empleado de Notaría.

Reporte del Seminario Prestigiemos la profesión del empleado de Notaría.

 

El Seminario organizado por la asociación UIPAN (Unión Internacional Profesional de Auxiliares del Notariado), giró bajo el título “Prestigiemos la profesión del empleado de Notaría”.  

 

EL SEMINARIO DE MADRID ENALTECE LA PROFESIÓN DE EMPLEADO DE NOTARÍA

El acto se celebró en Madrid, en el histórico Salón de Actos de la histórica Sociedad Económica Matritense de Amigos del País fundada en 1775 por Carlos III. y que fue organizado por la Unión Internacional Profesional de Auxiliares del Notario - UIPAN.


Allí se dieron cita un centenar de personas venidas de muchas Comunidades Autónomas y de diversos países europeos.

El Seminario fue inaugurado por el insigne Presidente de FEAPEN, José Gómez de la Rosa, a quién siguió el Presidente de la Federación de Asociaciones de Notarios de España (FEDANE), Antonio Pérez-Coca Crespo y el Presidente Nacional de CSI-F, Miguel Borra Izquierdo, sindicato mayoritario del sector y firmante junto con FEAPEN del II Convenio Nacional.

El Presidente de FEDANE, que estuvo presente durante todo el evento manifestó en su nombre y en el del Presidente del Consejo General del Notariado español Sr. Martínez Sanchiz, su aprecio y reconocimiento al colectivo de empleados como colaboradores del Notariado.

El primer coloquio tenía un título muy sugerente “Futuro del empleado de Notaría”. El acto fue moderado por el incombustible compañero alicantino, Juan Candela Cerdán, y los participantes fueron: Gabriele Rossetti, Presidente de la Asociación italiana de dependentis [email protected]; los empleados de notaría españoles, Ángel Bautista Mesa (Madrid) y Carmen García-Berbel Molina (Granada), y la asistente notarial griega, Anna Mellou, pusieron de relieve que pese a todas las adversidades laborales, los cambios en la forma de trabajar y la crisis económica que aún se padece en Europa, tenemos una profesión apasionante que cumple una función social y de seguridad jurídica, pero que debe ser justamente retribuida.

La segunda parte desgranó el título del Seminario: “Prestigiemos la profesión del empleado de Notaría”. El acto fue moderado por el oficial de notaría de Madrid, Miguel Ángel Bueno Amarillo y los participantes fueron los oficiales españoles: Rafal Rodríguez Domínguez (Madrid), Juan Carlos Rodicio Rodicio (Santiago de Compostela) e Isabela Arroyo Almagro (Murcia), y la Vicepresidenta de Uipan y oficial de Notaría en Sicilia, Dina Nicosía. El coloquio subió de intensidad con múltiples sugerencias y consejos respecto a cómo se puede crecer individualmente sin mermar al equipo. La coordinación de todos en la notaría bajo la dirección del notario proporciona logro y éxito y, por el contrario, la falta de conexión produce frustración y tensión.

El último coloquio estuvo moderado magistralmente por la asistente notarial de Nápoles, Michela Crecentini que tuvo como participantes a los oficiales españoles: Silvia Vilar González (Castellón); Juan Carlos Martínez Ortega y José María Ruiz Nieto (Madrid), Héctor Tapia Barbado (Valladolid) y Luciano Piñera Suárez (Gijón). Todos pusieron de relieve la importancia de la formación de los componentes de los estudios notariales, que el futuro de la profesión demandará para universitarios, que la experiencia es un grado y que estamos en un oficio en constante evolución jurídica y tecnológica que exige un compromiso individual para evolucionar y ser más experto en nuestro trabajo.

Clausuró el seminario el Presidente de UIPAN, Juan Carlos Martínez Ortega, que afirmó que el futuro del empleado de notaría es incierto como lo es el de cualquier trabajador, pero para conservar tu puesto de trabajo debes “hacerte imprescindible” afirmó Martínez. Allí, delante del Presidente de FEDANE, instó a la institución notarial a que reconozcan públicamente el papel fundamental que juegan los empleados de notarías en la función notarial y no silencien la valía que tienen como actores secundarios pero imprescindibles en la prestación de la fe pública notarial.